“El debate sobre el modelo de desarrollo y la responsabilidad social de las empresas” Tomás G. Perdiguero en Diploma RSE de la Universitat de València

Uno de los docentes en el Diploma de RSE de la UV es Tomás G. Perdiguero, un profesional destacado en el ámbito de la RSE a nivel nacional.
Actualmente, Perdiguero es director de programas del Grupo d’Investigacio sobre la Responsabilitat Social de les Empreses de la Universitat de València y es miembro del Consejo Estatal de la Responsabilidad Social de las Empresas y de su Comisión Permanente. También ha formado parte del Consejo de Asesores del Gobierno de España, Ministerio de Trabajo e Inmigración, para el desarrollo de políticas públicas de RSE y ha participado en el Foro de Expertos sobre la RSE en el capítulo de investigadores de las universidades públicas.

Perdiguero comenzó su sesión con la afirmación “la idea de responsabilidad e invocaciones sobre sostenibilidad se han incorporado a todos los discursos” basándola en los siguientes hitos:

[list style=”plus” color=”red_orange”]
  • Los países deben elaborar Estrategias Nacionales de Desarrollo Sostenible (ENDS). Declaración Final de la Cumbre Mundial de Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible. Johannesburgo, 2002.

En 2012, 135 países habían adoptado ENDS, y en otros casos se estaban poniendo en marcha los procesos para su implementación

  • Unión Europea. Tratado de Lisboa 2008
    Artículo 3. El objetivo más general a largo plazo de Europa es el desarrollo sostenible. Un modelo de desarrollo capaz de combinar el dinamismo económico, el progreso y la justicia social, la equidad y un alto nivel de protección del medio ambiente.

 La mayor parte de los países desarrollados han incorporado a su marco legal, normativo y de valores el modelo de desarrollo sostenible

  • Declaración Final de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible. Río +20, Río de Janeiro 2012.

193 países acuerda la creación de un Foro de Alto Nivel en Naciones Unidas sobre el desarrollo sostenible: Elaborará un plan de 10 años para el cambio del modelo de producción y consumo.

[/list]

Las ideas sobre el desarrollo sostenible y la responsabilidad social se han incorporado también al discurso de las grandes empresas, y en muchos casos a sus sistemas de control de gestión. Pero tras varios estudios como por ejemplo “Estudio 2013. Cultura, Políticas y Prácticas de Responsabilidad de las Empresas del IBEX 35. Los sistemas de control de gestión” se constata que la grandes empresas se refieren a cosas diferentes cuando utilizan estas nociones. Un gran número de empresas identifican el desarrollo sostenible de la empresa con la propia sostenibilidad de la empresa y el crecimiento sostenible (sostenido a medio y largo plazo) de su cifra de negocios y de su rentabilidad y beneficios.

Como explica la Guía de Recomendaciones ISO 26.000 (noviembre 2010), “el objetivo más general del principio de responsabilidad es que las empresas y organizaciones interesadas en el desarrollo de un enfoque de gestión responsable tienen el deber de contribuir a hacer posible los objetivos económicos, sociales y ambientales que son comunes a todas las personas, … por lo que expresan de alguna forma las expectativas e intereses de la sociedad en su conjunto”.

“La noción de desarrollo sostenible se refiere a los objetivos de la sociedad en su conjunto y no se aplica a la viabilidad de las organizaciones -o de las empresas-, porque ésta puede no ser compatible con la sostenibilidad de la sociedad”.

Ésta fue una sesión muy interesante e intensa, como comentaron algunos alumnos del Diploma:
“Interesantes y apasionadas reflexiones sobre la RSE, debate conceptual, perversiones del sistema y próximas tendencias” , “encuentros que requieren horas después para “recuperarse”, digerir la información y poner en orden las ideas”.

Leave a Comment